Una imagen vale más que mil palabras y si no estás convencido, lo estarás tras leer esta entrada sobre la rehabilitación de la cubierta del Hotel La Salle. Este establecimiento está situado en la zona Monumental de Santiago de Compostela, a 10 minutos de la Catedral, y en pleno casco histórico de la ciudad gallega.
Este histórico edificio fue una antigua residencia de estudiantes y ahora es un hostal acondicionado con detalles funcionales y prácticos pero que no ha perdido sus detalles tradicionales.
En 2016 inició la rehabilitación de su singular cubierta, cuya geometría de cortes continuos forma un tejado a múltiples aguas que dan una marcada personalidad al edificio.

Los responsables de la rehabilitación se encontraron con un escenario que presentaba muchísimos problemas y numerosas patologías como desprendimiento de partes de las tejas, vegetación en la cubierta, condensaciones y humedades y, como no, goteras.
Todas estas patologías habían aparecido por la colocación del sistema constructivo original con falta de ventilación, la fijación con mortero de cemento y la ausencia de aislamiento.

Una vez reconocido el terreno, realizadas las catas y las inspecciones de la cubierta se definieron las condiciones que tendría que cumplir la rehabilitación.
Por el entorno histórico de Santiago de Compostela donde está ubicado el hostal, la estética de la cubierta tenía que ser la de Teja Árabe. Además, el sistema debía cumplir con normativa vigente y tener ventilación bajo cubierta (microventilación), por lo tanto la teja curva con tacón se reveló como la opción más adecuada. Se planteó una instalación en seco acorde a UNE 136020 con el uso de componentes BMI Cobert.
Los técnicos se pusieron manos a la obra con una solución constructiva instalada sobre el forjado de hormigón existente que tenía los siguientes componentes.
• Rastrel primario paralelo a la línea de máxima pendiente cada 60cm para colocación de aislamiento.
• Film Divoroll MAXIMUM 200gr transpirable al vapor de agua e impermeable al agua. Se instaló finalmente por encima del aislamiento.
• Rastrel secuandario para la colocación de la teja curva con tacón.
• Teja canal con tacón sobre rastrel secundario.
• Teja cobija con fijación mecánica al rastrel.
• Componentes para impermeabilización y ventilación de COBERT.

Con la solución constructiva elegida, se consiguió mantener la estética original del inmueble, pero se aumentaron los canales de evacuación de agua, gracias a las dimensiones de la teja curva con tacón, para evitar nuevos problemas. Dadas las pendientes de la cubierta y al estar fijado en seco y mecánicamente, sin mortero de cemento, este sistema es una solución más limpia y rápida, con una mejor resolución de todos los puntos singulares.

El uso de la lámina Divoroll Maximum, permitió una estanqueidad de la capa de aislamiento perfecta, evitando puentes térmicos y facilitando el trabajo en los días de lluvia típicos de la zona. Además, esta lámina otorga una estanqueidad al viento que dada la colocación del aislamiento entre rastreles era necesaria.

El uso de componentes BMI COBERT en todos los puntos singulares facilitaron la rapidez de la instalación, además de la ventilación de la zona bajo teja.

Y el resultado ya lo podéis comprobar. El hostal cuenta con una nueva cubierta que no sólo ha respetado el diseño y la estética originales, sino que también cuenta con un sistema duradero y fiable con el que se garantiza que no habrá nuevos problemas de humedades, condensaciones, ni de las temidas goteras.

firma Jose hermindo Prieto

Dejar comentario