En España hemos empezado a hablar de él hace muy pocos años, pero el estándar Passivhaus no es nuevo, ni mucho menos en Europa. Fue creado en Alemania a principios de los años noventa y poco a poco se ha ido extendiendo por todo el continente.

Los edificios Passivhaus consiguen reducir en un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración. La poca energía suplementaria que requieren se puede cubrir con facilidad a partir de energías renovables, convirtiéndose en una construcción con un coste energético muy bajo para el propietario y el planeta.

Passivhaus está de moda, pero ¿sabrías qué requisitos tiene que cumplir tu vivienda para poder obtener este certificado?, ¿Sabes qué importancia tiene tu cubierta para obtenerlo? Sigue leyendo…

Para que una casa sea considerada pasiva tiene que tener unos valores muy bajos de transmitancia térmica U, es decir tiene que ser una casa con un gran aislamiento en toda su envolvente (fachada, suelos y cubierta). Estos valores son una contribución fundamental en la optimización del concepto
eficiencia energética.

Pero además de estos valores muy bajos, una vivienda Passivhaus tiene en cuenta otros factores como:

  •  Máxima utilización de los conceptos de arquitectura bioclimática.
  • Óptima orientación del edificio.
  • Eliminación total de los puentes térmicos.
  • Ventanas con bajos valores de U.
  • Sistema de ventilación controlada y una recuperación térmica mínima.
  • Construcción hermética.
  • Utilización de aparatos eléctricos de máxima eficiencia energética.

¿Y si hablamos de cubierta?

Una cubierta no es en sí misma Passivhaus, al igual que tampoco es más o menos sostenible. Lo es en la medida en la que aporta sostenibilidad al edificio o ayuda a que éste cumpla con el estándar alemán.
Por este motivo deberá ser una cubierta que cumpla los parámetros anteriores y, sobre todo, que cuente con un estupendo aislamiento y esté ventilada.

Y, sobre todo, no olvides que el estándar Passivhaus, cumple con la normativa de edificios de energía casi nula, e incluso la mejora. Por lo tanto la construcción de una casa pasiva es apostar por el futuro y sabrás  que tu casa (y tu cubierta) cumple con todos los estándares de calidad.

Dejar comentario