Las cubiertas inclinadas no pasan de moda. Han estado presentes (y lo están) en la arquitectura a lo largo de la historia y en diferentes puntos del planeta, como una de las soluciones más empleadas en construcción tanto por su eficacia, como por su componente estético. Y, por supuesto, la teja cerámica ha estado muy ligada a este tipo de cubiertas.

Sin embargo, esto no quiere decir que las cubiertas inclinadas no hayan evolucionado, ¡nada más lejos de la realidad! En la actualidad podemos hablar de las cubiertas microventiladas de teja cerámica que se caracterizan, frente a las cubiertas tradicionales, por la sustitución de las pastas y/o morteros para su fijación por clavos, tornillos, clips, grapas etc., para la fijación de la teja, bien sea  sobre un soporte discontinuo o continuo, facilitando su instalación y permitiendo el flujo del aire entre la teja y el soporte.

Entre las principales ventajas que aporta este nuevo tipo de cubierta tenemos que destacar:

  • Amortigua los cambios de temperatura y mejora sustancial del comportamiento térmico de la cubierta.

El tipo de montaje de la cubierta microventilada permite la ventilación entre la teja y el soporte. El aire entra por la parte baja de la cubierta, a través del alero y las limahoyas, y sale por la parte alta de la misma, a través de la cumbrera y las limatesas.

De esta manera, mientras en verano (por la diferencia de temperatura) se produce la circulación interior del aire, refrigerándose la cubierta, en invierno el mismo sistema permite la conservación del aire cálido (ya que la diferencia de temperatura es menor), favoreciendo la conservación del calor.

  • Reduce el riesgo de aparición de condensaciones.

La circulación del aire en el interior de la cubierta favorece el secado de la teja cerámica, de esta manera se evita  que la humedad quede estancada entre la misma y el soporte, y que aparezcan condensaciones. Así se reduce la posibilidad de que aparezcan problemas de heladicidad y mohos.

  • Se prolonga la vida útil del aislante térmico y de la impermeabilización.

  • Además, su fijación en seco, reduce notablemente los tiempos de instalación, ahorrando energía y dinero.

Su uso está recomendado en cualquier zona de España, siendo obligatorio en zonas de clima húmedo y frío y con una altitud superior a los 700 metros, según las indicaciones de la norma UNE 136020, para el correcto diseño y ejecución de las cubiertas con teja cerámica.

En España, los fabricantes de materiales para cubierta ofrecen productos de alta calidad y rendimiento, que garantizan los mejores resultados. Además, cuentan con los elementos auxiliares y piezas especiales cerámicas imprescindibles para ejecutar correctamente la cubierta microventilada.

Y recuerda, en caso de duda, siempre es aconsejable hacer caso de las instrucciones del fabricante o acudir al servicio técnico.

Dejar comentario