Cada mes de mayo, la prensa se llena de artículos relativos a las deducciones que podemos aplicar en la presentación de la declaración de la renta. Es justo este momento en el que empezamos a pensar qué podríamos hacer (o qué podríamos haber hecho) para pagar menos impuestos.

Aunque históricamente, la compra o rehabilitación de vivienda se ha beneficiado de grandes incentivos fiscales, en la actualidad la situación no es tan ventajosa, y de forma general, únicamente los propietarios de viviendas cuya compra se efectuó con anterioridad a 2013 pueden beneficiarse de deducciones directas en su declaración del IRPF.

De todos modos, todavía existen posibilidades de recuperar parte del dinero invertido en nuestra vivienda.  A día de hoy, los distintos organismos oficiales autonómicos o locales ofrecen incentivos fiscales en la reforma de viviendas. A continuación os mostramos algunos de ellos, que hemos agrupado en dos bloques:

Deducciones en el IRPF

–         El Gobierno de Baleares ofrece una deducción del 50% de la inversión para mejorar la calidad y sostenibilidad de la vivienda y que constituya la vivienda habitual del propietario o el inquilino. La base máxima marca un límite de 10.000 euros anuales y se refiere a mejoras que tengan que ver con la generación o el uso de energías renovables (instalación de paneles solares, por ejemplo) o de mecanismos que favorezcan el ahorro de agua. Por otro lado, la comunidad exige que dichas inversiones mejoren al menos en un nivel la calificación de la eficiencia energética de la vivienda. Cumpliendo estos requisitos, los contribuyentes pueden aplicarse la deducción siempre y cuando su base imponible no supere los 30.000 euros en tributación individual o 48.000 euros en la conjunta.

–         La Comunidad Valenciana tiene disponible una deducción por obras de conservación o mejora de la calidad, sostenibilidad y accesibilidad en la vivienda habitual. Las realizadas a partir de enero de 2017 tienen una bonificación del 20% con una base máxima de 5.000 euros. La inversión debe haberse llevado a cabo en la vivienda habitual (quedan fuera las obras en plazas de garaje, jardines, parques, piscinas, instalaciones deportivas…) Solo pueden aplicarse esta deducción los contribuyentes cuya base imponible no supere los 25.000 euros en tributación individual o 40.000 euros en la conjunta, y el pago debe haberse realizado mediante tarjeta, cheque, transferencia o abono en cuenta. También están disponibles las deducciones por las obras realizadas en 2014 y 2015, y sus bonificaciones son del 10% y el 25%, respectivamente.

–         La Rioja ofrece una deducción del 5%, con un máximo de 452 euros, por el importe satisfecho por la compra , construcción o rehabilitación de una vivienda habitual  que se sitúe en ciertas localidades pertenecientes a lo que se denominan “pequeños municipios”.

 

Subvenciones y ayudas

–         La Junta de Extremadura, dentro de su Programa de Fomento de Mejora de la Eficiencia Energética y Sostenibilidad de las Viviendas ofrece un paquete de subvenciones para propietarios o comunidades de vecinos que realicen obras de mejora en sus viviendas. Puedes consultar todos los detalles aquí.

–         La Junta de Andalucía  destina 5,7 millones de euros en ayudas para la rehabilitación de viviendas en la provincia de Sevilla a través de dos líneas de trabajo:  la ejecución de obras para la conservación y la mejora de la accesibilidad de las viviendas y la segunda, para financiar obras de mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad de las viviendas unifamiliares. Más información en este enlace.

–         La Junta de Castilla y León dedicará 4,5 millones de euros a la rehabilitación de 1.229 viviendas.  Consulta este enlace para conocer los detalles.

–         El Ayuntamiento de Barcelona ofrece créditos blandos de hasta 30.000 euros destinados a la rehabiltiación de viviendas. Más información aquí.

Como habéis visto, gran parte de las ayudas se basan en la rehabilitación o mejora de la eficiencia energética de las viviendas. En este contexto, los Sistemas Técnicos Tectum® – Pro y Tectum® – First de BMI son sin duda unas soluciones que por sus características y funcionalidades, pueden ayudar a conseguir estos incentivos.

Dejar comentario