La eficiencia energética, la innovación y la sostenibilidad han marcado las tendencias en el sector de la construcción en 2018. Tan sólo hay que repasar las últimas ferias de construcción para darse cuenta de que conceptos como Passivhaus están de moda y son muchos los fabricantes que apuestan por ellos de manera firme y decidida.

En este contexto, la cubierta ha tenido un papel protagonista ya que como parte de la envolvente del edificio es responsable de su eficiencia energética, pero también de la salud y el confort interior. ¿Sabías que más del 30% de la energía de una vivienda se llega a perder por el tejado? Eso sin mencionar los problemas de humedad, manchas de moho y pérdidas de temperatura en el interior que produce el mal estado de la misma.

El sector se ha volcado para ofrecer soluciones innovadoras con las que hacer frente a las nuevas demandas en construcción…

¡Éstas han sido las cinco tendencias Top en 2018!

1.- Cubiertas microventiladas de teja cerámica la evolución natural de la cubierta tradicional. Entre sus ventajas hay que destacar que amortigua los cambios de temperatura y mejora sustancial del comportamiento térmico de la cubierta; reduce el riesgo de aparición de condensaciones; prolonga la vida útil del aislante térmico y de la impermeabilización, y permite reducir los tiempos de instalación. El sistema Tectum®-Pro de BMI, que mejora el rendimiento de la cubierta y garantizar el mejor aislamiento térmico es un buen ejemplo.

2.- Cubiertas para viviendas Passivhaus. La apuesta por edificios altamente eficientes desde el punto de vista del consumo energético ha sido tendencia generalizada y los fabricantes han apostado de manera decidida por ofrecer soluciones que mejoren el consumo energético, al tiempo que cuidan de la salud y confort en el interior. En este sentido, el estándar Passivhaus ha adquirido especial importancia. ¿Sabes en qué consiste y cuáles son sus principales características?

3.- Sistemas completos para construir tejados. Al utilizarlos cubrimos con un único sistema los requerimientos técnicos, de aislamiento térmico e impermeabilización, garantizando su resistencia a lo largo del tiempo y reduciendo los tiempos de instalación. Este tipo de sistemas están especialmente indicados para la construcción de cubiertas en centros deportivos, aeropuertos, recintos comerciales, escuelas, hospitales, almacenes…

Ventajas

Sistemas innovadores como EverGuard TPO de BMI, ofrecen evidentes ventajas:

  • Durabilidad
  • Resistencia al viento, la intemperie e, incluso, los productos químicos
  • Rápida instalación, sin riesgos,
  • Sostenibilidad.

4.- Las cubierta ecológicas. Cuando hablamos de cubierta ecológica, inevitablemente pensamos en las denominadas cubiertas ajardinadas, sin embargo, no es la única opción. Los fabricantes de productos y sistemas para cubiertas han lanzado al mercado soluciones innovadoras que nos permiten contar con cubiertas ecológicas que no tienen porque estar necesariamente ajardinadas. Por ejemplo, el sistema Nox-Activ® de BMI provoca una descomposición de los óxidos contaminantes (NOx) en subproductos gracias a la acción de los rayos UV (fotocatálisis), que posteriormente se evacuan por aguas pluviales.

5.- Integración paisajística de colores. Podemos pensar que es una cuestión meramente estética, pero la integración paisajística contribuye a la mejora de la calidad de vida, hace más atractivos los espacios y contribuye a la protección del medio ambiente. Y dentro de la misma el color juega un papel muy importante, por eso la cubierta debe cuidarse al detalle. Hay que jugar con una amplia gama, pero además de variedad, el fabricante también debe ofrecer colores resistentes al paso del tiempo y las inclemencias, para que el efecto no desaparezca con los años –incluso con los colores más oscuros como el negro o el marrón–.

Dejar comentario