Recientemente, recibiamos una consulta de un instalador profesional que se planteaba ¿cómo resolver la altura del peto en los pasos de terraza? Por su interés reproducimos tanto la consulta como la respuesta facilitada por nuestros profesionales.

“Me encuentro con el problema de que la norma establece que debemos tener un peto impermeabilizado de al menos 20 cm sobre la protección de la cubierta y el paso de terraza o balcón debe rebajarse para ser igualado tanto a la altura del pavimento interior como del pavimento exterior. Si sobre el forjado de terraza debemos montar la formación de pendientes, la barrera de vapor, el aislamiento térmico, la impermeabilización, el mortero y la baldosa, y todo ello debe quedar igualado al pavimento interior de la vivienda, deberíamos tener un desfase, entre losa interior y losa exterior, de más de 30 cm y aun así no tendríamos un peto de 20 cm en el paso rebajado”.

En su respuesta, tenemos en cuenta que el desfase debe ser mínimo y planteamos una solución en 4 pasos.

1.- El primer paso a realizar es suavizar la formación de pendientes. Para ello deberemos emplear impermeabilizaciones aptas en pendiente nula, como es el caso de BMI TERANAP JS. Con esto conseguiremos aumentar entre 3 y 4 cm la cota.

2.- Una vez instalada la lámina impermeabilizante pensaremos en el material aislante más idóneo. Nuestro consejo es utilizar aislamientos con mejor comportamiento térmico como el bloque PIR, con ello reduciremos el espesor. Empleando BMI THERMAZONE conseguiremos reducir entre 3 y 4 cm el espesor total de la capa de aislamiento respecto a un material tradicional.

3.- A continuación debemos pavimentar sobre plots regulables. Si en lugar de utilizar baldosa de exterior cogida con mortero, empleamos la misma baldosa sobre plots regulables, conseguiremos que se considere a la impermeabilización como la capa de protección de cubierta, en lugar de considerarlo desde la baldosa.

Los pavimentos sobre plots son drenantes en sí mismos, están colocados marcando las juntas con una abertura de en torno a 3 mm entre baldosas y bajo ellas, la cavidad es totalmente drenante. Este método de pavimentado nos hace ganar otros 3 cm del mortero de agarre en nuestro peto.

4.- Y por último, debemos impermeabilizar el paso rebajado con soluciones que se adapten mejor y permitan penetrar hacia el interior de la vivienda. Si impermeabilizamos el peto de la terraza con la solución líquida BMI SUPRACOATING RLV podremos adaptar la impermeabilización totalmente al paso rebajado, incluso podremos hacer que éste penetre hacia el interior lo suficiente para salvar la posible entrada de agua que se produzca en momentos puntuales.

Firma Jesús Huerta

Dejar comentario