Al impermeabilizar una cubierta, no debemos olvidar los puntos singulares, porque para que el sistema funcione deben estar perfectamente solucionados. Esto evitará  encontrarnos con desagradables sorpresas en el futuro.

Impermeabilización de cubierta inclinada

En el caso de la cubierta inclinada es importante tener en cuenta todos los detalles en puntos singulares, como cumbrera, limatesa, limahoya, encuentros con ventanas y/o chimeneas. Lo mejor es contar siempre con materiales de altas prestaciones y fácil aplicación, con un gran nivel de acomodamiento al detalle constructivo y que sean muy duraderos.

En el mercado existen soluciones que nos ofrecen un alto rendimiento con materiales de gran calidad. Por ejemplo, BMI cuenta en su catálogo con Figaroll plus, Wakaflex, Searoll o Divotape, entre otros productos recomendables para este tipo de solución.

 

Impermeabilización de cubierta plana

Los puntos singulares cobran protagonismo ya que este tipo de cubiertas funcionan por inundación y las bajantes desaguan por presión.  ¿Qué suele ocurrir? Habitualmente prestamos mucha atención en la solución de impermeabilización y dejamos a los productos que resuelven todos los encuentros  singulares –con chimeneas, pasos de conducciones, arrimes a peto, arrimes a casetón, encuentros con pasos de terraza o portal…– en un segundo plano.

Esto no debería ser así, ya que el correcto tratamiento de estos puntos nos evitará problemas relacionados con la impermeabilización.

Los materiales elegidos para su tratamiento deben de adecuarse perfectamente a las geometrías irregulares de estos puntos. Tienen que ser muy resistentes, ya que por lo general se instalan en cambios de plano generando pliegues de 90º. Además tienen que ser totalmente compatibles con los diversos materiales constructivos que podemos encontrarnos.

De nuevo, podemos encontrar interesantes soluciones en el mercado. ¿La solución para estos casos? Supracoating RLV, que es una solución líquida en base betún y PU que, mediante la aplicación en dos manos más una armadura de poliéster, genera una continuidad a la impermeabilización principal con el elemento singular a impermeabilizar.

De cualquiera de las maneras, recuerda emplear siempre productos de calidad, resistentes y de fácil aplicación.

Firma Jesús Huerta

Dejar comentario