No es la primera vez que en Quiero Renovar Mi Tejado hablamos de las ventajas del TPO. Este sistema de impermeabilización, ideado para soluciones de cubierta no transitables que pueden ser visitadas de manera técnica, nos ofrece:

  • Una puesta en obra es muy rápida
  • Una alta resistencia al fuego, a los rayos ultravioleta y a los microorganismos, gracias a su no degradación química y a su gran longevidad.

No obstante, el mayor operador de venta online de España ha elegido este material para la impermeabilización de la cubierta de su nuevo centro logístico en la localidad de Illescas (Toledo).  La gran nave, que se inaugurará próximamente, cuenta con las últimas tecnologías para mejorar la automatización de los procesos y formar parte de la red logística europea de la firma, con 30 centros en distintos países.

Entre las razones que han llevado a este gigante de la distribución a emplear un sistema como el TPO, destacan: calidad, altas prestaciones y elevada eficiencia energética.

Debemos de tener en cuenta que esta plataforma de distribución necesita contar de manera prioritaria, con grandes centros logísticos donde se aplica un elevado nivel de tecnología en su interior. Son proyectos de gran envergadura, con elevados costes de construcción, por lo tanto, no es de extrañar que a la hora de elegir los materiales apliquen rigurosos criterios de calidad como, por ejemplo, que la envolvente del edificio esté certificada por FM Global. Además, todos los centros están certificados con BREEAM.

Para la ejecución de la cubierta, donde irán instalados complejos sistemas técnicos, necesitaban un material de altas prestaciones y garantías –como mínimo de 20 años–, como el sistema BMI EverGuard ,  una solución completa para la impermeabilización de cualquier tipo de cubierta plana de alto rendimiento..

“A su comportamiento ante la acción de los rayos solares y de los microorganismos, se suma su resistencia a la penetración de raíces, lo que evita que tengamos filtraciones derivadas de posibles vegetaciones en la cubierta por falta de mantenimiento”, destaca Jesús Huerta, responsable de Prescripción de BMI en España, sobre el material usado en esta cubierta. Además, al ofrecer una protección continua sobre el aislamiento térmico de la cubierta, evita la aparición de puentes térmicos, “manteniendo la línea de aislamiento en la envolvente, lo que nos dará la posibilidad de diseñar contando con menos centímetros de espesor”.

El BMI EverGuard presenta una excelente resistencia a largo plazo a los elementos externos: frío, calor, rayos solares. Además, está libre de halógenos y plastificantes.

Su acabado en color blanco de alta reflectancia contribuye a reducir el consumo de energía en el interior del edificio, al tiempo que evita el efecto isla de calor en el entorno urbano. Asimismo, su baja huella de carbono en producción y su contenido en material reciclado “contribuyen para que nuestro edificio reciba mayores puntuaciones en calificaciones de la sostenibilidad como VERDE, BREEAM o LEED”, recuerda Jesús Huerta.

El sistema BMI Everguard se ha instalado con éxito en más de 300 millones de metros cuadrados de cubierta en todo el mundo.

Dejar comentario