En el mercado existen multitud de sistemas para la impermeabilización de la cubierta, sin embargo, uno de los más eficaces, rápidos y sencillos de aplicar es la impermeabilización líquida. Ésta se puede realizar “in situ”, y tras su aplicación obtenemos una membrana sólida, totalmente adherida al soporte y que no presenta solapes, ofreciendo una cobertura continua.

Además, la impermeabilización liquida nos permite acceder a zonas difíciles o muy cerradas como los aljibes, depósitos, cuartos de bombeo… Su uso está indicado tanto en obra nueva, como en rehabilitación, ya que se aplica directamente sobre la superficie, evitandose el desmontaje total de la impermeabilizacion existente.

Por todas estas ventajas, éste fue el sistema elegido para la renovación de 6.050m2 de cubierta correspondientes a cinco edificios (entre ellos la estación de bomberos) de la base naval de la marina estadounidense en Rota (Cádiz).

Hagamos memoria…

En el año 1953 España le permitía el uso de la base naval de Rota al Ejército Estadounidense, un espacio de 24.000 hectáreas que incluye un puerto militar naval, además de su propio hospital, estación de bomberos, aeropuerto, escuelas, viviendas y zonas de ocio. En los años 80, la base llegó a albergar a más de 16.000 marines y a sus familias.

En la actualidad, el establecimiento aloja a cerca de 8.000 personas entre militares, personal civil y familias, y el Gobierno de  EEUU mantiene 21 de los 24 km que la conforman.

Rehabilitación de las cubiertas

Dentro de las acciones para la conservación y mantenimiento de la base, está la renovación de las cubiertas de sus edificios (tanto planas como inclinadas) con un acabado en color terracota.

Hasta la fecha, las labores de rehabilitación de dichos espacios habían sido realizados por proveedores locales, pero en el año 2018 se prescribe desde BMI, debido a que ésta se había empleado en una renovación de otra base otra base de EEUU con excelentes resultados.

BMI realiza una propuesta para llevar a cabo los trabajos para la rehabilitación de la cubierta de cinco edificios de la base, entre ellos la estación de bomberos y un restaurante, y que incluía la posibilidad de cualificar técnicamente a un equipo local para su correcta aplicación, en este caso de la empresa Isojam.

Las especificaciones técnicas de la propuesta incluían:

  • La imprimación de la cubierta con un producto específico, que podría variar dependiendo de los sustratos. Por ejemplo, para el parque de bomberos se recomendó Unibase Primer.
  • La aplicación de la capa base de Roof Mate, más la instalación de una tela.
  • Y la finalización del trabajo con la aplicación de dos capas de Roof Mate Top Coat Terracota, para lograr uniformidad con el resto de las cubiertas y tejados de la base.

A finales de 2018 BMI se desplazó para llevar a cabo unas sesiones de entrenamiento con Isojam. Posteriormente se trabajó en la rehabilitación de los cinco inmuebles mencionados con excelentes resultados.

Un trabajo exitoso, que satisfizo al cliente, pero también al instalador local que recibió una formación específica y altamente especializada, marcando la diferencia con otros competidores de la zona.

Dejar comentario