Ya estamos en diciembre. Los días son más cortos, hace frío y, como por arte de magia, ya está aquí la Navidad. Las calles se llenan de luces y los comercios se visten de fiesta y adornan sus escaparates, fachadas y cubiertas con diferentes decoraciones, que pueden ir desde lo más sencillo hasta montajes espectaculares. La mayor parte de ellos se instalan desde la cubierta o, incluso, en la misma. Para que las únicas sorpresas que recibas sean las de los Reyes Magos, sigue nuestros consejos para una instalación exitosa.

Antes de instalar, limpiar.

Nos encontramos casi al final del otoño, por lo que es natural que nuestras cubiertas estén llenas de hojas secas caídas de los árboles, así como otros residuos (arenilla, papeles…) llevados hasta allí por el viento. El problema es que todo este material se suele acumular en el entorno de los puntos de evacuación de pluviales, ocasionando atascos que pueden derivar en problemas mayores si no se limpia. Aprovechando que en Navidad los técnicos de mantenimiento tienen que acceder a la cubierta para instalar guirnaldas y carteles navideños, podríamos realizar una limpieza de estos puntos de evacuación para garantizar que las lluvias y nieves de invierno evacúen de manera eficaz.

Evita roturas, evita filtraciones.

Otro aspecto que debemos de tener en cuenta a la hora de instalar la decoración festiva es que, en ocasiones, ésta requiere de conexiones eléctricas y anclajes específicos para la sujeción de los mismos. Para evitar errores y roturas, no debemos permitir que cualquiera suba a instalar dichos adornos. Lo adecuado sería coordinarnos con el encargado de mantenimiento o, en su defecto, con el fabricante del sistema de impermeabilización, para ejecutar dichos anclajes y/o conexiones de manera que no repercutan en una filtración futura.

Y no olvides que la seguridad es lo más importante.

Por último, como recomendación de seguridad, aprovechando que los equipos de mantenimiento acceden a cubierta para realizar la instalación de adornos navideños, es un buen momento para plantearnos la instalación de pasillos de tránsito para mantenimiento que eviten accidentes  puesto que éstos pasillos poseen un acabado anti-resbaladizo y las cubiertas son especialmente resbaladizas en estos días con los primeros hielos sobre ella.

Y recordad que siempre que se accede a una cubierta hay que extremar las precauciones. Segurida, salud y sentido común son las tres claves para evitar accidentes innecesarios.

 

Firma Jesús Huerta

Dejar comentario