Cubierta inclinadaParticularesProfesionales

Paletizado vertical: I+D al servicio del cliente

Desde que una teja sale de fábrica hasta que se instala en la cubierta, uno de los momentos más comprometidos es el transporte de la misma. Viajar por tierra, mar e, incluso, aire, puede ser complicado: carreteras accidentadas, temporales y una manipulación un tanto “brusca” durante la carga y descarga del producto puede ocasionar daños y alguna rotura.

El sistema de paletizado horizontal, que es el habitual para el traslado de mercancía, consigue mantener al salvo más del 90% del producto distribuido. Sin embargo, siempre hay un pequeño porcentaje de pérdidas ( entre un 3-5%) que encarece de forma significativa el viaje y ocasiona perjuicios al cliente que espera recibir sus tejas en perfectas condiciones.

Para evitar estos problemas y, además, optimizar el espacio de almacenamiento en patios, el departamento BMI I+D ha desarrollado un nuevo sistema de paletizado vertical para su teja Duna, con el que se reduce el número de roturas prácticamente a cero.

“Al ir en vertical, la presión que se ejerce sobre la teja está mejor repartida y así aguanta fácilmente el peso del material encima, cosa que no sucede con el sistema horizontal”, explica Juan del Amo, Product and Technical Support Office Manager en BMI España.

Este nuevo sistema ofrece evidentes ventajas para el fabricante, pero también para el cliente:

• Mejora el comportamiento de las tejas durante el transporte, reduciendo el porcentaje de rotura prácticamente a 0%.
• Permite realizar portes a grandes distancias, garantizando el buen estado del material a su recepción.
• Optimiza el espacio de almacenaje en patios. Al ir colocadas en vertical, permite apilar hasta cuatro palets de 216 tejas, en lugar de tres. De esta manera el cliente puede contar con un volumen mayor de material almacenado.

El sistema de paletizado vertical está disponible para el transporte y almacenamiento del modelo de teja Duna de BMI.

 

 

Dejar comentario