El Código Técnico de la Edificación (CTE) es el marco normativo que fija las exigencias básicas de calidad, seguridad, accesibilidad y habitabilidad que deben cumplir los edificios.

El pasado mes de diciembre se actualizaron las referencias normativas y se realizaron una serie de modificaciones al documento en materia de ahorro de energía (DB-HE), protección frente al gas radón (DB-HS 6) y seguridad en caso de incendio (DB-SI).

En este post veremos un resumen de las modificaciones contempladas en el documento sobre los Conceptos básicos sobre la modificación del Código Técnico de la Edificación.

  1. DB-HE “Ahorro de Energía”. Se modifican todas sus exigencias.

El Documento Básico DB-HE de Ahorro de energía establece las exigencias de eficiencia energética para realizar un uso racional de la energía  que deben cumplir los edificios para asegurar que el confort de sus ocupantes se alcanza con un uso racional de la energía.

Las modificaciones de este documento contribuyen tanto a paliar el cambio climático, como a reducir el índice de dependencia energética de los edificios además de reflejar los avances técnicos y tecnológicos y las ventajas que conllevan.

  • Se define un nuevo esquema de exigencias con vocación de estabilidad, que permite la evolución reglamentaria.
  • Se actualiza la definición del Edificio de Consumo de Energía Casi Nulo mediante el ajuste de los valores de estas exigencias.
  • Se sustituye la anterior limitación de las necesidades energéticas por una combinación de una limitación del Consumo de Energía Primaria Total y unas condiciones de calidad mínima energética de los cerramientos y del diseño arquitectónico.
  • Se potencia el uso de energía renovable reduciendo el valor límite del Consumo de Energía Primaria no Renovable existente previamente.
  • Se potencia el uso de renovables y la generación de energía eléctrica en el edificio o su entorno cercano.
  • Se adopta un nuevo método de cálculo de consumo de energía primaria que permite una mejor valoración del consumo al introducirse la consideración de los consumos de equipos de ventilación (incluida la recuperación de calor), de todos los suministros de combustible y de la energía extraída del medio ambiente, así como una mejor definición de la influencia del diseño arquitectónico en la reducción de las necesidades energéticas.
  • Eliminación de exigencias cualitativa y equiparación de los valores de las exigencias independientemente del tamaño de los edificios.

 

  1. DB-HS Se introduce una nueva exigencia básica “Protección frente al gas radón” (HS6).

La exposición prolongada al gas radón es un factor de riesgo en el desarrollo del cáncer de pulmón en seres humanos, y así está reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El radón presente en el interior de los edificios procede principalmente del terreno. El radón del terreno puede penetrar al interior de los edificios a través de las grietas y juntas de los cerramientos del edificio (muros de sótano, soleras, etc.), e incluso a través de la masa de los materiales porosos que forman los propios cerramientos.

La regulación que se establece a través de esta nueva Sección HS6 tiene como objetivo proteger a la población de los efectos perniciosos sobre la salud que pueden derivarse de la exposición prolongada a concentraciones elevadas de gas radón en el interior de los edificios, por la que se establecen normas de seguridad básicas para la protección contra los peligros derivados de la exposición a radiaciones ionizantes como es el establecimiento de niveles nacionales de referencia para las concentraciones de radón en recintos cerrados, así como la adopción de medidas adecuadas para limitar la penetración del radón en los edificios.

 

  1. DB-SI “Seguridad en caso de incendio”. Se modifica la regulación relativa a la propagación exterior de incendio.

Como consecuencia del incremento de las exigencias de eficiencia energética de la envolvente de los edificios, se han realizado algunas modificaciones en el Documento Básico DB-SI de “Seguridad en caso de incendio” para limitar adecuadamente el riesgo de propagación del incendio dependiendo de la altura total de la fachada.

 

Estas modificaciones publicadas en el BOE el 27 de diciembre del 2019 entraron en vigor el día 28 de diciembre y tenían prevista su obligatoriedad el 28 de junio del 2020, fecha que se ha prorrogado sumando los días naturales de duración del Estado de Alarma en nuestro país. Si necesitas más información no dudes en consultar la página oficial del CTE.

Dejar comentario